El Laboratorio de Interconectividades es un espacio de experimentación que mete el cuerpo dentro y fuera de Internet que sí queremos, a través de autodefensas hackfeministas, cuidados colectivos digitales, y tecnologías libres en nuestras peleas cotidianas.

Complicidades afectivo-generativas

Buscamos germinar ecosistemas de experimentación micropolítica que cuestionen, dialoguen y subviertan las maneras en que nos relacionamos y organizamos: cómo nos comunicamos, por qué hacemos redes, de qué formas habitamos las tecnologías, y cómo construimos sentidos, conocimientos y afectos. Estamos convencidxs: no tenemos que ser expertxs para destripar máquinas y reapropiarnos de las tecnologías y sus infraestructuras. Creemos en la potencia de generar habitats para permearnos, contagiar proyectos y transparentar los procesos de aprendizaje colectivo. Subrayamos la importancia de reaprender y comunicar experiencias de largo aliento en procesos de autogestión, autonomía y comunidad.

+ bits sobre la historia del Lab