¿De qué son capaces nuestros cuerpos cuando se sintonizan?

Proponemos prácticas de autodefensa [hack]feminista que se generan y sostienen desde el cuidado personal y colectivo para desarrollar condiciones de posibilidad en nuestras peleas cotidianas: queremos complementar estrategias de lucha y cuidados colectivos dentro y fuera de Internet.

Multiplicamos ciberfeminismos para hackear a la violencia patriarcal y misógina expresada desde el ciberacoso hasta el feminicidio, en un contexto de vigilancia masiva, espionaje, persecución y guerra.

Desarrollamos estrategias para comunicarnos y organizarnos de manera más segura al habitar Internet, y exploramos tecnologías libres para cultivar redes de confianza más fuertes.

Combatir es pelear pero también resistir: trabajar continuamente por mantenernos fuertes, gozosas y vivas.